SANTOS - San Sahág Bartév

SAN SAHÁG BARTÉV
(Սուրբ Սահակ Պարթեւ)

San Sahág Bartév o San Sahák Partév (que significa “Isaac el Parto”) nació en el año 348 en Cesarea de Capadocia, siendo hijo de San Nersés el Grande y de Santújd –princesa Mamigonián–, y el quinto y último sucesor de San Gregorio el Iluminador.

Sus primeros años
Realizó brillantes estudios literarios, filosóficos y musicales en su ciudad natal y en Constantinopla. Dominaba varios idiomas, entre ellos el griego y el siríaco, ambas lenguas litúrgicas de Armenia en aquella época. Se casó y tuvo una hija llamada Sahaganúsh, madre del célebre héroe nacional Vartán Mamigonián. Al perder a su mujer en joven edad, Sahág no volvió a casarse. Se hizo anacoreta, dedicado a la oración y vida mortificada, y llegó a tener 60 seguidores e imitadores.


Sahág, el Catholicós
En el año 387, año del reparto de Armenia entre Bizancio y Persia, el rey nombrado para la parte persa (Josróv IV) habría pedido al shah que Sahág Bartév fuese nombrado Catholicós Patriarca de Armenia, lo cual es verdad parcialmente. La prueba es que, cuando Josué fue destituido, Sahág presentó también su renuncia. El shah, lejos de aceptarla, lo colmó de honores pidiendo que siguiera en su cargo. Sahág gozaba de gran prestigio, tanto en Persia como en Bizancio. El shah quiso donarle también gran cantidad de dinero, pero Sahág no lo aceptó. “En lugar de eso –dijo– deme la libertad de los príncipes encarcelados”.  El shah lo complació nombreando rey de Armenia a Vramshabouh, el propio hermano de Josróv.

Sahág, el Traductor
Hacia el año 405, gracias a la colaboración de San Sahág y al apoyo del rey Vramshabouh, San Mesrób inventó el alfabeto armenio. San Sahág tuvo también un papel de primer plano en la traducción de la Biblia al armenio, al igual que en la traducción de las obras de los padres griegos y sirios.
 

Rol activo en la Iglesia
Otro mérito de San Sahág fue el de vincular la Iglesia Armenia, antes bajo la jurisdicción del metropolitano de Cesarea, al patriarcado de Constantinopla. Esta había ya perdido mucho de su prestigio anterior. Este acercamiento al patriarca de Bizancio no sólo lo vinculaba más a la sede de San Pedro sino que conseguía más autonomía en la elección y consagración de los obispos armenios, y sus colaboradores llevaban a los armenios de Bizancio la enseñanza de las letras armenias y la Santa Misa celebrada en armenio. En el 431, se hizo representar en el Concilio Ecuménico de Éfeso, que condena al nestorianismo y canta las glorias de la Virgen María proclamada Theotokos (Asdvadzadzín), que significa Madre de Dios.
 

Su legado
Falleció en el año 438, a la edad de 90 años, lleno de méritos, habiendo glorificado por su santa vida a la nación armenia y a la Iglesia de Dios. Es reconocido como uno de los fundadores de la literatura armenia eclesiástica y nacional. La Iglesia Armenia lo venera como uno de los santos traductores junto con San Mesrób, por su rol en la traducción de la Biblia y de obras de los Padres de la Iglesia.

Dice el Martirologio Romano:
En la ciudad de Bagrevand, en Armenia Mayor, san Isaac, obispo, que, para fomentar la vida cristiana, tradujo al idioma armenio la Sagrada Escritura y la Liturgia, se adhirió a la fe del Sínodo Efesino y, finalmente, expulsado de la sede, murió en el destierro (438)”.

Festividad
En el calendario armenio, existen 2 fechas que conmemoran a San Sahág:
- El 2º sábado de la Pre-Cuaresma.
- El 5º jueves de Pentecostés, en día de los Santos Traductores, en el que se celebra la memoria de San Sahág y San Mesrób.